¿Quién es Jesús?

Tener un encuentro personal con Dios es una decisión personal y que cada uno de nosotros debe en algún momento de su vida experimentar por sí solo. Cada ser humano ha sido creado con un propósito, y este solo se puede descubrir en la medida que tengamos un relación con nuestro Creador. Dios diseño al hombre y a la mujer para que pudieran tener comunión con Él.

El Jesús que tu y yo debemos conocer no es el que nos ha mostrado la religión o la tradición, si no aquel que cuando camino en medio de nosotros predico con su ejemplo sobre el amor, perdón, misericordia, justicia y sobre todo la restauración de la relación del hombre para con Dios por medio de la gracia.

I. Él entrego su vida por nosotros.

«Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Juan 15:13«

Ese mismo Jesús es el que hoy quiere salvarnos, restaurarnos y sanarnos.

II. Él vino a salvarnos de la condenación eterna.

«Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas 19:10»

No importa la situación o la condición moral en el que nos encontremos, los brazos del Señor siempre están abiertos para recibirnos.

La pregunta es ¿cuándo y porque debo reconocer a Jesús como mi salvador?

En primer lugar ninguno de nosotros podemos justificarnos o salvarnos por nuestro propio mérito, necesitamos de la obra redentora de Jesús, la Biblia dice de Él:

I. Él es Santo: su sacrificio en la Cruz fue suficiente para aplacar la ira de Dios.

«Al que no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos justicia de Dios en Él.» 2 Corintios 5:21

Jesús el Hijo de Dios vino a esta tierra con un solo propósito: Redimir a toda la humanidad de la condenación eterna, restaurando la relación entre la humanidad y su Creador por medio de la Obra de la Cruz. Los mismo soldados que lo crucificaron reconocieron que Jesús es el Hijo de Dios.

II. Jesús es el Hijo de Dios: Siendo Dios tomo forma de siervo por amor a nosotros.

«Y el centurión que estaba frente a él, viendo que después de clamar había expirado así, dijo: Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.» Marcos 15:39

III. Jesús resucito al tercer día venciendo a la muerte y da vida eterna a todo aquel que cree en Él.

Pero la obra de Jesús no estaría completa si Él no hubiera vencido la muerte después de haber crucificado. Muchos hombres se han autoproclamado como escogidos o grandes profetas, pero solo Jesús se llamo a si mismo el Redentor de la Humanidad, fue el único que hablo con autoridad acerca del poder que tenia sobre la vida y la muerte, anunciando que seria entregado, crucificado, vituperado, pero también que vencería a la muerte!!!

«Desde entonces Jesucristo comenzó a declarar a Sus discípulos que debía ir a Jerusalén y sufrir muchas cosas de parte de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día.» Mateo 16:21

Jesús es el único que ha vencido el poder de la muerte, su vida, ministerio, obra, padecimiento, muerte, resurrección y gobierno eterno han sido profetizados desde hace más de 6,000 años por lo que no queda la duda alguna que verdaderamente es el Hijo de Dios y en quien tu y yo podemos poner nuestra absoluta confianza.

«—No se asusten —les dijo—. Ustedes buscan a Jesús el nazareno, el que fue crucificado. ¡Ha resucitado! No está aquí. Miren el lugar donde lo pusieron. Marcos 16:6»

Los milagros que Jesús realizo aun siguen vigentes, y el primero que Él desea hacer en nuestra vida es el milagro de la Salvación. También afirmo que había vida después de la muerte, y que Él es el único camino hacia el Padre.

«Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.» Juan 14:6

Hoy tu yo tenemos la oportunidad de entregarle nuestro corazón a Él.

¿Qué tengo que hacer para recibir al Señor?

En realidad aquí viene la parte más sencilla, no tenemos que hacer nada sobrehumano, ningún esfuerzo y obra, ya que las obras que podamos hacer no alcanzarían, por eso La Escritura afirma que la Salvación es por Fe, un regalo de Dios, no por obras para que nadie se gloríe (Efesios 2:8) solamente somos llamados a arrepentirnos de nuestros pecados, a creer que Jesús murió por mi y que resucito al tercer día por el poder del Padre.

¿Quieres recibir a Jesús? Haz esta oración de corazón:

Señor Jesús, yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal; creo que eres Dios, que moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste al tercer día; me arrepiento, soy pecador, perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a morir en mi lugar. Gracias Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi Salvador. ¡AMÉN!

Si necesitas que oremos por ti o deseas congregarte con nosotros escríbenos aquí:

Iglesia en línea
Nombre
Nombre
Nombre
Apellidos
Forma preferida de contacto:
¿Como podemos ayudarte?